viernes, 20 de febrero de 2009

ARMATAGE SHANKS FUE UN NIÑO INMADURO




Armatage Shanks fue un niño inmaduro. A los 13 años aún andaba liado con sus soldaditos. A sus padres, esto nunca pareció preocuparles. A ningún padre le gusta que sus hijos crezcan, tener hijos es invertir en una empresa a sabiendas de que acabarás perdiendo las acciones. Ser inmaduro no es más que un truco para retrasar el choque con la realidad y, en último término, evitarlo permanentemente. Los que fuimos niños inmaduros somos adultos insatisfechos, soñamos con un mundo a nuestro antojo, que la vida sea un guión que nosotros firmamos, como los de nuestras batallas de soldados en miniatura, cuyo destino compartimos a la postre, pues acabamos emboscados por nuestros testarudos e infantiles caprichos.

Cinestudio D’Or (Valencia), Viernes 20 de febrero de 2009


ARMATAGE SHANKS WAS AN IMMATURE CHILD

Armatage Shanks was an immature child. When he was 13 years-old he was still involved with his toy soldiers. His parents never seemed to worry about that. No father likes to see their children growing up; having kids is like investing in a company knowing that you will eventually lose all your shares. To be immature is nothing but a trick to delay the crash against reality and, ultimately, to constantly avoid it. We who were immature children are now dissatisfied adults, we dream of a world as we please, of life being a script signed by us, same as those of the battles of our toy soldiers, whose fate we eventually share, because we end up ambushed by our stubborn, childish whims.

Cinestudio D’Or (Valencia, Spain), Friday Februrary 20th 2009

5 comentarios:

Camille Stein dijo...

he terminado con los soldaditos...

... sin embargo, aún siendo similar el destino, la realidad ha superado ampliamente la ficción de aquellas encarnizadas batallas de la niñez

un abrazo

flaperval dijo...

niños malcriados
incapaces de encarar y encararnos
gallinas cacareando
Ígor Fiódorovich Stravinsk mal entendido y desafinado

y es que nos queremos tanto!

Roberto dijo...

Esa enfermedad que nos trasnmitió Peter Pan, y que consite en soñar sin límetes...de la hostia con la realidad, no nos dijo nada.

Me encanta tu iniciativa..tengo que seguirte la pista in situ..pronto iré a donosti, buscaré huellas...

un abrazo

Luar dijo...

Eso explica muchas cosas...
Abrazo.

orange torch dijo...

Si todavía tienes el recuerdo de las batallas de los soldados en miniatura es que dentro de ti hay un tesoro.