sábado, 17 de octubre de 2009

UN RECUERDO AJENO


En el cuarto a oscuras desnudo de muebles

Olga y Laura engullen crudos los peces

que hace un rato compraron en el mercadillo de los lunes

y se ríen de las cosquillas de las aletas en sus estómagos vacíos

y yo me estiro en el sofá

a intentar, una vez más en vano, engañar al organismo

y bloquear mi mente aún más si cabe

contra los sonidos de la rutina que llegan desde la calle.

Ríen Olga y Laura, lejos aún del vientre del abismo

y yo cierro los ojos diciéndome que mañana que ya es hoy será otro día.


Gato Negro, Valencia, sábado 17 de octubre de 2009


A MEMORY FROM SOMEBODY ELSE


In the darken, bare room

Olga and Laura swallow raw the fishes

that they bought some minutes before at Monday’s street market

and both laugh when their fins tickle their empty stomachs

and I stretch on the sofa

trying, once again in vain, to trick my organism

and to block my mind even more

from the sounds of routine coming from the street.

Olga and Laura laugh, still far from the abyss’ belly,

and I close my eyes, saying to myself that tomorrow, which is today already, is another day.


Gato Negro, Valencia (Spain), Saturday October 17th 2009

17 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Los estómagos de Olga y Laura son dos acuarios.

Tiene un noséqué ese cuadro, el de los tres, que me ha transmitido tristeza.

Seré yo?

Saludos.

orange torch dijo...

No me gusta el pescado crudo.

¿Y a ti?

Camille Stein dijo...

y los estómagos son como peceras, un abismo donde nadar, también contra los sonidos de la rutina...

un abrazo

Roberto dijo...

tristeza de tarde otoñal, de peces muertos que se me escurren entre los versos que hoy no consigo escribir...

un abrazo, es un placer esperar para descubrir tus nuevos textos

Cassandra dijo...

De recuerdos ajenos vamos llenando los ayeres, y los nuestros nadarán en la incertidumbre y el mañana... creo¿?

Abrazo

Unmasked (sin caretas) dijo...

Jaja, me gusto el comment del toro que tiene mucho sentido del humor. Me gustan los parrafos cortos como el tiuyo.

Saludos,

Maria Pia

difusa dijo...

Qué onda? Estomagos vacios, el hoy que llegó ayer ... mala onda ... a comer sushi y subir ese ánimo!!!!

Buen lunes, regia semana y pescado crudo para TODOS!!!!

Un abrazo.

Sombras en el corazón dijo...

Cachis, pues Olga y Laura no son nada rutinarias. No me imagino con un pez aleteando mientras fallece en mi estómago.
En fin, levántate del sofá y ríñelas :0)

Un abrazo

Gabiprog dijo...

Masticas y tragas, piensa que la maldita digestión lo arreglará todo... Pero el aliento permanece.

Oceanida dijo...

Me encanta. Esto es soberbio.

Un abrazo.

Pd.Me fascinan tus puertas.

LuLLy, reflexiones al desnudo dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo

Hi dear Jota!!

Conmueve tu escrito por saber que siguen muchos estómagos vacíos en diversos lugares del planeta. Escribes con el corazón en la mano.

Hugs!

NoSurrender dijo...

me recuerda a una anguila que sale de un grifo entre la espuma de los días en una novela de Boris Vian. Qué inquietud :)

Antígona dijo...

Inquietante y siniestra la imagen de las dos mujeres comiendo peces crudos en una habitación vacía.

Tragar, ingerir, asimilar, es también una de nuestras maneras de relacionarnos con el mundo. Quizás incluso de soslayar el abismo a través de la plenitud del estómago. Pero el abismo siempre está ahí y no es raro que emerja justamente en medio de la rutina. Del vacío oculto de la repetición rutinaria.

Por fortuna, la mayoría de las veces sólo hay que esperar a que sea otro día para que la inquietante presencia del abismo ceda.

Un beso

Maat dijo...

Pero al final a nadie engañan... ni al organismo ni a ellas mismas...

Un saludo

eva-la-zarzamora dijo...

Hay organismos a los que no se puede engañar ni con peces crudos.
La lenta digestión de la rutina se palpa en esa última cerrazón de ojos que ve fantasmagóricamente cómo pasa el tiempo. Le diste un toque fantástico al sushi.

Besos.
Cuando vuelva a Valencia tengo que buscar una de esas puertas ;)

difusa dijo...

Are they feeding on the fish or feeding the fish?

Litos dijo...

Anoche estuve ahí.

Gran proyecto.