miércoles, 20 de agosto de 2008

LLUVIAS DE MAYO


Se ha pasado el mes lloviendo, como quien dice, y yo admiraba la destreza de las chicas que fumaban bajo sus paraguas.
Pero esta tarde ha vuelto la luz de Valencia a incendiar los campanarios del barrio y a hurtar brillos fragmentados en los mosaicos de las cúpulas del mercado.
Y ahora vuelven a amontonarse en mis adentros las nubes de la borrasca que provoca tu ausencia estacionaria.

Y así estaré hasta que las tormentas del otoño temprano empapen de nuevo la monótona aridez de mis veranos solitarios.


Magarota (Valencia), miércoles 20 de agosto de 2008.

RAINS OF MAY

It’s been raining the whole month, so to speak, and I admired the skill of the girls who smoked under their umbrellas.
But this afternoon, Valencia’s light has come back to set the quarter’s bell towers on fire and to steal fragmented shines from the market domes’ mosaics.
And now, within me, the rainy clouds brought about by your seasonal absence are starting to bank up.
It will be like that until the early autumn storms soak again my lonely summers’ monotonous dryness.

Magarota (Valencia, Spain), Wednesday August 20th 2008.

7 comentarios:

El Secretario dijo...

Hola J.


Ya se te echaba de menos...


Ausencias estacionarias. Pasan y van pasando.
Y vuelve la presencia, de nuevo.

Lo peor son las ausencias vitalicias.


Una pregunta Jota: ¿No le quita emoción al tu proyecto el hecho de que "el otro lado" se muestre colaboracionista, brindando pizarra y tizas?


Abrazo estacional.

RAFAEL REYES LÓPEZ DE NEIRA dijo...

Decimos en Galicia:
"Nunca choveu tanto que non escampara"
Creo que se entiende bien ¿No?
Saludos.

Luna Carmesi dijo...

Otoños tempranos o primaveras eternas... Me da igual, de esas sensaciones no me quejo.
Sobre la solitud estival... Todo depende, si ha sido elegida o forzada...

Besos.

Luar dijo...

Com água celestial, a chuva limpa as nossas almas.
Abraço!

Mercedes dijo...

jolines que triste.....snif
merxe

Abel Asvir dijo...

Yo que vivo en el pais del agua sé bien de què hablas, no dejará nunca de llover, pero el sol está muy sobrevalorado...

Maat dijo...

Las ausencias estacionarias son momentos de reflexión... el problema es el miedo a que la ausencia se convierta en estación única...

La lluvia renueva...el sol aprieta y agobia y quema...