sábado, 14 de mayo de 2011

SÁBADO EN MERCADONA


He comprendido que mi felicidad

se mide por estos dos sonidos:

el que se produce al descorchar una botella de vino

y el que emite el ordenador cuando se cierra Windows.

Y que la única tristeza cierta

es el silencio de tu ausencia.

Y, quizá, la amargura que sucede

a mis arranques de ira

cuando me siento muy cerca

de esa clase media babosa y rastrera

que todo lo justifica.


Velvet (Valencia), Sábado 14 de mayo de 2011


A SATURDAY IN MERCADONA


I have understood that my happiness

is measured by these two sounds:

the one produced when a bottle of wine is uncorked

and the one that emits the computer when Windows closes.

And that the only sure sadness

is your absence's silence.

And, maybe, the bitterness that follows

my fits of wrath

when I feel myself too close

to that slushy, despicable middle class

that justifies just everything.


Velvet (Valencia, Spain), Saturday May 14th 2011

13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Los que todo lo justifican son el cáncer de la sociedad.
Nos han asesinado por la espalda con su perversa esclavitud.

Saludos.

La Zarzamora dijo...

Esa felicidad tuya es sencilla y compleja al mismo tiempo. Tal vez sea como la felicidad que se arranca de lo puro y efímero cotidiano.
A mí también me dan arranques de ira al contemplar los sucesos que vienen acaeciendo, y de impotencia también, una impotencia que me sube por la entraña y me produce unas tremendas arcadas.
Besos, Jota.

Benedetina dijo...

¡¡Jota!! ¡Cómo se te echaba de menos! :)))))

La felicidad para mí también es (por suerte o por desgracia, jaja) saber que aún andas por ahi haciendo tus grafipuertadas.

Y más si las letras que nos enseñas traen tantas emociones, sentimientos, denuncias y mensaje como esta vez.

(¿Ha visto o leído las Uvas de la ira?)

aina dijo...

No te conocía yo a ti. Cómo me gusta eso de descubriros.

La justificación sirve para acallar la pena del alma, algunos ilusos aún no lo saben.

Roberto dijo...

desoladamente hermoso...

un abrazo...se te echaba de menos..felicidades por tu paternidad

Maat dijo...

Me ha gustado mucho los versos "y que la única tristeza es el silencio de tu ausencia". Me he sentido identificada en ellos, aunque pueda parecer (o, directamente, sea) prototípico.

Un abrazo y sigue llenando puertas de letras, que se te echaba de menos!

Benedetina dijo...

Sí, Jota, felicidades por tu paternidad, que no lo sabía...

Que la disfrutes dentro de lo que se pueda. Ya mismo le estarás enseñando a grafitear y os podreis ir los dos de letras y letrinas.

flower dijo...

¡¡Qué curioso esto de dejar tus textos por los baños!!

¿Lo dejas por la parte delantera o trasera de los aseos?

;)

Un beso de nicetemeetyou,

VolVoreta dijo...

Es una lástima que textos tan acertados cobren vida en lugares con tan poca luz.

Enchantée!

Te dejo un beso.

Antígona dijo...

Por un momento pensé que el poema lo habías dejado en el baño de un Mercadona. Y no sabes lo que me hubiera alegrado, que mi hermano trabaja en uno de ellos como currito y conozco de cerca cómo explota a sus trabajadores para luego anunciar a bombo y platillo que, en estos tiempos de crisis, ha aumentado sus beneficios en un 43% con respecto al año pasado. Ésta forma parte también de las cosas despierta primero mi ira y luego desata mi amargura.

Supongo que la clase media babosa y rastrera está para justificarlo. De lo contrario, no serían esa clase media, que se agarra a sus más que cuestionables privilegios mientras el resto del mundo se hunde para legitimar o sencillamente mirar para otro lado ante cualquier forma de atropello o injusticia.

No sé si compartimos los sonidos de nuestras alegrías, pero sí, en cualquier caso, el de nuestras tristezas.

Se echaban de menos tus grafitis insurrectos.

Un beso!

Max E.G.B. dijo...

Triste sensación al leer esta poesía.
¿Puede haber una tristeza feliz?

Un saludo.
Max.

Max E.G.B. dijo...

...Jota?

Profundistas dijo...

Llamado a los Poetas perdidos que aún no se percatan del momento histórico-político por el cual estamos atravesando:

¿Dónde estáis, poetas humanistas? Vuestra oportunidad de escribir en la tierra se ha presentado, descended de vuestra obra egoísta, a qué esperáis si ya no tenéis excusa ?.

Amáis al mundo y a todos los hombres, pero no reconoceríais vuestro rostro en el espejo.
Queréis más que nadie y os rasgáis el alma de tanto soñar, ¿Por que queréis decir amor cuando queréis decir ego?

Bailáis como cisnes y tenéis visiones desde el más allá. Intentad mirar a vuestro alrededor de vez en cuando y tratad de repararlo.

Escribis páginas y páginas, os pagan y halagan, Si vuestra libertad se mide en dinero, ¿Qué le queda a la dignidad?.

Poetas, bajad de vuestra Torre Triste. La poesía ha salido a la calle. Venid y construid esta Resistencia en Carne, en Verbo y en Revolución.

¿Dónde estáis, poetas? los tiempos de la queja se acabaron, es tiempo del Hacer-Ahora, del No-Más, es tiempo de recuperar las palabras, son los Tiempos de la Transición Poética Emancipadora.

POETAS BAJAD AL MUNDO, BAJAD A LA REALIDAD. LA POESÍA ESTÁ EN LA CALLE.