sábado, 15 de mayo de 2010

MEMORIA



Porque se nos ocurrió remover un día el silencio cómplice de los barbechos y alumbrar con la luz de la memoria las oscuras moradas de unos cuantos huesos escondidos, pusisteis el grito en el cielo, os sentisteis ofendidos.
Deberíamos, quizá, entonces, irrumpir armados en vuestras casas una mañana de domingo, forzar a vuestras mujeres, llevarnos de paseo a los hombres y los mozos, entregar vuestros bebés a rectos y acaudalados matrimonios estériles.
Nuestro problema, y vuestra suerte, es que somos personas y nos han enseñado que no se debe maltratar a los animales.

Tempo (Madrid), Sábado 15 de mayo de 2010


MEMORY

Just because one day we thought of digging up the fallows’ confederated silence and of lighting with memory’s light the dark abodes of some hidden bones, you screamed blue murder, you felt insulted.
We should then, maybe, burst into your houses with guns on a Sunday morning, rape your women, take the men and youngsters out for a walk, give your babies away to decent, wealthy sterile married couples.
Our problem, and your luck, is that we are human beings and we’ve been taught that harming animals is not right.

Tempo (Madrid, Spain), Saturday May 15th 2010

11 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Es muy bueno.
Muy bien escrito.
Del corazón al puñetazo.

Saludos.

Roberto dijo...

compañero comparto tu rabia, suscribo tu texto...

sin justicia no es posible seguir adelante, pese a quien pese...

un abrazo

Maribel dijo...

Porque somos personas todavía podemos practicar la compasión por unos y por otros, aunque sea nuy difícil y resulte un problema para nosotros y una suerte para ellos.

Yo opino que "No se debe maltratar a ningún ser vivo", aunque se me pueda etiquetar de idealista, yo lo opino por convicción.

Besos

A veces Lore, otras teba.... No sé dijo...

jota!! me alegra ver que sigues activo!!
sabes que conozco muy bien ese lugar?? el dueño es colega y voy desde que se inauguro hace mil años...
la de cosas que he vivido ahi!!
me pasare a verlo!!!

besos!!!

huelladeperro dijo...

Creen que, porque aquellas atrocidades no fueron castigadas, no hubo ni hay en sus posturas nada ilícito.
El argumento ímplicito en que, como si fuera una muleta, sostienen su inocencia e impunidad, tiene un nombre medieval y bárbaro: "El Juicio de Dios"
Fieros y brutales, llenos de temor y desconfianza, parece que cada vez ante ellos se alzan más hombres honestos y enteros que empujan con fuerza en la dirección natural en que todo lo vivo tiende a orientarse: Riqueza. Empatía. Complejidad. Simbiosis. Más vida.
Cualquier día, como quien cura un cáncer o un resfriado, algunos hombres buenos los eliminarán. Y sólo quedará de ellos el recuerdo lamentable de quienes no supieron comprender su importancia entre los vivos y se tuvieron por mezquinos esclavos de una Moira inquebrantable.

Sunseeker dijo...

La suerte no es eterna... ¿Quién sabe cuando van a cambiar las tornas? Seguimos afilando las espadas.

Un abrazo

Gabiprog dijo...

La paz del cementerio no es paz... Es olvido.

Eurice dijo...

¡Jdr! que post más bueno.
Has dicho la palabra justa en el momento preciso.
Todo ser humano tiene derecho a un descanso eterno en paz y a ser venerado sus resto como su familias o ellos hubieran deseado.
La democracia no puede dejar en el olvido a aquellos que fuerón masacrados por el vencedor.
Un saludo

Eva- La Zarzamora dijo...

Siempre hay que remover la memoria sino se enquista y engendra monstruos.

Besos, Jota.

Antígona dijo...

Espero que nadie borre tus letras y ahí permanezcan hasta que dejen de tener sentido porque por fin se haya hecho justicia.

No se entiende lo que ocurre en este país. O se entiende demasiado bien. Porque sólo pueden obstaculizar lo que cae por su propio peso quienes sin vergüenza ni pudor se sienten herederos de los artífices de tanta tropelía. Es, sobre todo, esa falta de vergüenza en estos nuevos tiempos que corren lo que no puedo entender. Si es que resulta objetivamente inteligible en atención a unos mínimos principios de coherencia.

Un beso!

Alba Pla dijo...

Hacia tiempo que no entraba por aquí, y como me alegro de ver que aun hay puertas que transmiten esos mensajes, que brutales son tus escritos.

Un saludo!