miércoles, 26 de mayo de 2010

MEDALLERO OLÍMPICO


A esa chica a la que miras
mientras fuma distraída al fondo de la barra
sin hacer el menor gesto de haberse percatado de tu presencia,
harías bien en decirle que no se equivoca al no hacerte ni puñetero caso,
pues tienes en tu haber
plusmarcas internacionales de promesas incumplidas
y guardas en tu casa
estanterías llenas de trofeos y medallas de mentira.
Y aun así, ahora que por fin te mira,
le sonríes con tu sonrisa tan bien entrenada,
te relames con el perfume de la victoria.
Tú, campeón de los cien metros
que en la maratón siempre abandona.

El Fabuloso (Madrid), Miércoles 26 de mayo de 2010

OLYMPIC MEDALS COLLECTION

There’s a girl you’re staring while she absent-mindedly smokes at the other end of the bar.
There’s no sign that she is aware of your presence in the room.
You should tell her that she’s right in taking no bloody notice of you,
because you have to your credit
international records of broken promises
and you keep at home
shelves full of fake trophies and medals.
Even so, now that she is looking at you at last,
you smile at her with your so well trained smile,
you gloat over the prospect of your victory.
You, the 100-metre flat race champion
who always pulls out from the marathon.

El Fabuloso (Madrid, Spain), Wednesday May 26th 2010

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Este es de récord.

Genial.

Tantas maratones abandonadas...

Saludos.

Gabiprog dijo...

Curioso como algunos se empapan de emoción conforme vacían la vida de historias y significados...

Un abrazo.

Mercedes dijo...

Jota,
ya sabes que no sé escribir cosas elegantes. Pero pienso que casan bien el nombre del bar con tu poema, son tal para cual.

Rufián

orange torch dijo...

¡Tonterías!¡Cosas de hombres!

Sunseeker dijo...

Quizás ella quiera echarse una carrerita en medio de la maratón.

Quizás ella no quiera colgar medallas.

Quizás ella es igual que él. Porque en estas cosas, hay que contar con los dos, y el pasado suele importar poco.

Muy bueno Jota,

Un abrazo

Eva- La Zarzamora dijo...

Igual es que prefiere saltar vallas y hacerse la distraída.

Te dejo,de paso, otra medalla para tu colección ;)

Besos, Jota.

bloggymary dijo...

Vaya Jota Jota, nunca imaginé que escribirías en las puertas de los cuartos de baño, original cien por cien ;)
espero que te vaya muy bien, después de tantos años te imaginaba de redactor cultural en algún periódico de Valencia, pero veo que esto que haces es más original, desde luego. ¡mucha suerte!

Antoniatenea dijo...

Genial!!!:
"Tú, campeón de los cien metros
que en la maratón siempre abandona".
De todas maneras tienen su punto esos seductores incumplidores,si no te los tomas en serio!
Besos!

Antígona dijo...

Mmm, no todo el mundo está preparado para la maratón. Pero lo de ir lanzando promesas que luego no se cumplen porque uno sabía de antemano que no se cumplirían me parece feo y perverso.

Dejémosle con sus medallas de mentira. Ya llegará el día en que las desee de verdad y entonces le faltará el aire. Correr la maratón exige cualidades que no tienen los de los cien metros.

¿No dicen aquello de que en el pecado está la penitencia? Pues eso.

Un beso!